Mundo Gourmet
Emprendedor deslumbra a exigente mercado árabe con su innovador producto apícola
Apicultor regional se propuso agregar valor a la producción y comercialización de su tradicional producto, y con el apoyo de la Fundación para la Innovación Agraria logró desarrollar pequeños panales individuales que permiten disfrutar de la miel completamente "al natural", sin ningún tipo de manipulación ni procesamiento, tal como la conciben las abejas.
35512_miel3

Tostadas con miel sacada a cucharadas directamente desde un panal, o untar el dedo en las mismísimas celdas colmadas sin riesgo de ser picado por una abeja hoy es posible, gracias a la inventiva de un apicultor regional que se atrevió a innovar en la producción y formato comercial de su producto.

Buscando agregar valor a la miel producida en la región, durante el verano de 2011 Sebastián Fritsch comenzó a desarrollar prototipos de miel en panal, con la idea de llevar al consumidor toda la calidad y pureza del producto, sin someterla a ningún tipo de proceso. Emprendedor inquieto, el agrónomo había iniciado un intenso trabajo de prospección y sabía que en el mercado mundial existía una creciente demanda por miel en formato gourmet, habiendo pocas empresas embarcadas en este desafío.

Con la ayuda de ProChile y en el marco del programa “Promoción de Exportaciones”, a fines de 2013 Fritsch viajó a Dubai (Emiratos Árabes), donde sostuvo reuniones con destacados importadores de alimentos y productos gourmet, quienes se encandilaron con la propuesta del chileno.

Sin embargo, el tamaño del formato que había desarrollado limitaba su comercialización masiva en hoteles, restaurantes, líneas aéreas, catering, entre otros canales de venta, “entonces algunos importadores me sugirieron desarrollar un formato más pequeño y económico para entrar a estos mercados”.

Frente a esta gran oportunidad de negocio, de regreso en Chile Sebastián Fritsch se volcó de lleno a mejorar el formato. Para ello consiguió el apoyo de la Fundación para la Innovación Agraria (FIA), y al cabo de dos años dio con el diseño ideal: un cuadrado de 6,5 x 6,5 centímetros aproximadamente, elaborado en madera nativa (lenga), en cuyo interior las abejas construyen el panal, llenan con miel y sellan. “Este formato asegura que el producto llegue íntegro y cien por ciento natural al consumidor, quien podrá disfrutar de 25 a 30 gramos de miel, cantidad promedio usada por una persona por ejemplo para endulzar el té o untar el pan… un producto único que no existe en ningún mercado del mundo”, cuenta el apicultor regional.

Y es que según lo conversado con los importadores en los Emiratos Árabes, si Fritsch logra producir dicho formato a un precio competitivo, ellos le aseguran la compra de toda la producción con tal de tener la exclusividad del producto.

 

Fuente:http://www.eldivisadero.cl/