Mundo Gourmet

Productores locales enseñan cómo agregar valor a la economía de Ñuble

14

Los precios de venta de un producto con innovación y tecnología pueden superar por más de 19 veces el valor del mismo bien “en bruto”.

Durante el año que recién terminó la Provincia de Ñuble fue reconocida por expertos regionales y nacionales en materia de emprendimiento como una de las zonas con mayor potencial en este ámbito, donde la identidad estaba siendo plasmada en el impulso de algunos empresarios por agregar valor a los productos tradicionales de la zona.
Productos como la vid, los berries o la madera, se han convertido para ciertos innovadores en la oportunidad de generar no sólo mayores ganancias, sino también de introducir más tecnología y generar un bien novedoso, que caracterice a la zona, sin dejar de lado la identidad provincial.
Esta fue la visión del ex director regional de Sercotec, Rodrigo Vera, quien reconoció en los empresarios de la provincia un afán por introducir nuevos elementos “a productos típicos de la zona, agregando valor a la economía local y otorgándole a estos una mayor competitividad en el mercado nacional y extranjero, algo que hoy define a la localidad”.
Un ejemplo de esto, según datos de Innova Bío Bío, es que tanto las agroindustrias, como las fábricas de alimentos procesados y productos gourmet, además del agro turismo,  han crecido en la provincia casi en un 20% en los últimos cinco años.

El valor de lo Gourmet
El crecimiento del mercado gourmet en la provincia ha promovido la creación de empresas que partieron como simples agricultores, pero que gracias a la innovación aplicada, hoy salen al extranjero con productos procesados.
La empresa “Orgánicos Brita” es un claro ejemplo. El huerto de Eva Hagwall, junto a su esposo Ricardo Eller, fue el inicio de lo que se convertiría en una fábrica de productos gourmet que a la fecha ha logrado exportaciones a Alemania, Suiza y Australia.
Si bien comenzó como un predio de frutos como arándanos y frambuesas, actualmente la empresa genera soluciones alimenticias para repostería, jugos naturales, frutos deshidratados y mermeladas con una calidad apreciada en países europeos.
La motivación está en el precio de venta, puesto que si bien el kilo de fruta sin procesar como el arándano, bordea los US$3, esta misma cantidad de fruta procesada y entregada en un frasco de mermelada gourmet puede llegar a costar entre US$8 y US$10 el kilo, triplicando su precio.
Eller explica las razones que lo llevaron a optar por este negocio. “Para nosotros algo fundamental para que Chile logre ser un país desarrollado es agregarle valor a sus productos. Esto es lo que estamos haciendo nosotros y lo hacemos con pasión”, detalla.
Actualmente los costos de producción aplicados al procesamiento de la fruta incluyen la contratación de mano de obra capacitada por los mismos empresarios y tecnología que se traduce en maquinarias básicas de procesamiento, lo que tiende a equiparar los costos para acercarse al valor del nuevo producto.
Hoy el predio de Hagwall y Eller produce alrededor de 20 mil kilos de frutos orgánicos, principalmente berries, que son procesados casi en su totalidad y convertidos en alimentos gourmet para exportación.

Vinos de calidad
Como uno de los diez mejores vinos en su tipo fue calificado el primer Chardonnay elaborado por la familia Pandolfi Price, empresarios viñateros que a través de la producción de un vino “de verdadera calidad” están agregando valor a la producción local, en su predio de Chillán Viejo.
En el año 2008 esta familia ñublensina comenzó a probar la generación de un vino que recién el año 2010 dio su primer fruto. Hoy, comparando los valores de venta, Enzo Pandolfi, dueño de la viña, da cuenta de los beneficios de generar un producto propio y con valor local.
Según Pandolfi, el precio de venta del kilo de uva sin procesar -que actualmente es vendido casi en su totalidad a la viña Concha y Toro- alcanza los $350, mientras que una botella del vino elaborado con la misma cepa (correspondiente a un kilo y medio de fruta) podría alcanzar los $10.000 de venta en tienda, casi 19 veces más el valor del producto comercializado “en bruto”.
“Cuando nosotros comenzamos a investigar, siempre fue con la idea de valorizar nuestra uva y pensando en lograr un producto de calidad. Para ello nos asesoramos por profesionales destacados y también hubo una inversión importante”, explica Enzo, agregando que, a pesar de la tecnología aplicada, la base del vino sigue siendo artesanal. “Lo importante de la producción de nuestro vino es que todo se hace a escala humana, el trabajo es lo más humanizado posible para mantener su carácter artesanal y con identidad local”, recalca.
Pandolfi agrega que “para agregar valor hay que trabajar un poco más y también invertir, y lo ideal es hacer cosas que tengan un sentido de origen que se diferencien de las cosas que hacen en el norte y en el sur. Una de las gracias de nuestro vino es que refleja la zona y eso es lo que le da valor agregado”.
Actualmente la producción de uva de los Pandolfi alcanza los 220 mil kilos de fruta, que esperan duplicar de aquí a cuatro años, y en el corto plazo lograr posicionar más de 3.600 botellas de su Chardonnay a nivel local y nacional.

Productos madereros
Si hay un rubro en la zona de Ñuble que se caracteriza por otorgar valor agregado a sus productos es el sector maderero. En ello, las empresas forestales como Arauco y Masisa en Ñuble son pioneras en el área.
La empresa Arauco ha logrado un buen posicionamiento en este tipo de productos, que hoy se destinan a la fabricación de muebles finos e interiores. Actualmente, la planta Trupán, ubicada en la provincia, genera cerca de 460 mil m3/año de tableros MDF, cuyo valor de venta sin procesar puede llegar a los US$4, pero que con valor agregado este tablero procesado y listo para trabajar en mueblería puede llegar a un valor de entre US$10 a US$12 el metro cúbico, pudiendo llegar al triple de su valor inicial.
Hoy, esta planta invierte entre 12 a 15 millones de dólares anuales en la fabricación de este tipo de maderas con exportaciones principalmente a países como Estados Unidos (20%), México (10%) y Colombia (5%), entre los principales.
Según Guillermo Mendoza, subgerente de Asuntos Públicos de Arauco, esta línea de productos se utiliza principalmente en la industria de muebles (cocinas, baños, dormitorios, bibliotecas, etc.). No obstante, el producto procesado y convertido en muebles o revestimientos puede aumentar hasta 20 veces su valor en el comercio de exportación.

Turismo y longanizas gourmet
De acuerdo a datos del INE, Sercotec Bío Bío e Innova Bío Bío, en los últimos dos años han proliferado con mayor fuerza los emprendimientos donde agregar valor a un producto local es el principal objetivo para el éxito.
La empresa Natural y más, que partió en Bulnes con un pequeño predio para la producción de frutos, hoy se destaca por elaborar productos para la alta cocina y, ahora, con la idea de añadir un nuevo plus a sus terrenos, pretenden convertir su predio en un recinto turístico, aprovechando el tranque que cruza su predio y una antigua casona patronal.
A ellos se suman los empresarios José Jorquera y Sergio Candia, productores de embutidos de Chillán Viejo, quienes generaron alianzas estratégicas con las principales cadenas hoteleras de Chile para comercializar sus longanizas gourmet. Se trata de una novedosa línea de embutidos a los que, añadiendo tecnología de punta (co-financiada con fondos estatales a través de Sercotec) y contratación de personal calificado, estos empresarios le otorgaron una ventaja a través de productos naturales y especias locales, idea que les dio el nombre de embutidos gourmet y que hoy son utilizados en todo el país.

 

FUENTE . La discusión

Loading feeds...

Affordable Custom Logo Design

Gracias por visitar este sitio web, Tenemos los mejores productos del mercado Gourmet Chileno.mermeladas,vinosboutique,jamones,jaleas,aceites,chocolates,conservas,quesos,vinagres,cervezas artesanales,licores tradicionales,carnes,